La Fundación de las Tres Culturas y el Eje del Bien: Corea del Norte, Siria e Israel

Realismo sionista en el aeropuerto (para judíos) de Tel Aviv

Realismo sionista en el aeropuerto (para judíos) de Tel Aviv

Una de las grandes realizaciones del chavesato, junto a la Segunda Modernización (de Andalucía), es la Fundación de las Tres Culturas (F3C).

Creada a finales de la pasada década, cuenta entre sus patronos a quienes serían representantes legítimos de las tres “culturas” del Mediterráneo: la cultura sionista, representada por la Fundación Peres (el “Padre” de la bomba atómica judía, i.e.: del Estado Judío); la cultura árabe (o musulmana), representada por Mohammed VI, el hijo de Hassan II (descendiente del Profeta y casero de la fundación); y, por último, la cristiandad (o acaso la cultura española) representada por la Junta de Andalucía, hasta hace poco en manos del político modernizador. Éste, dejando claro la paternidad de la entidad, firma con su propia foto (en la que aparece sonriente junto al Padre de la bomba) el fotomontaje real de su presentación.

Si la cultura sionista se proyecta adecuadamente en la F3C no parece que sea tanto el caso de la cultura judía (sin más). No consta que disidentes e intelectuales judíos en el exilio tengan cabida en su agenda cultural (al contrario que el embajador de Israel). Y desde luego que sería interesante contar en Sevilla con la presencia  de científicos o académicos como Noam Chomsky, Norman Finkelstein o Illan Pappé. O de activistas pro Derechos Humanos como la joven artista Sara Benninga.

Junto a la participación institucional, el Ministerio de Exteriores del moldavo Lieberman – quien propuso la idea de ahogar a los prisioneros palestinos en el Mar Muerto (Haaretz, 8 julio 2003) – cuenta en España con las milicias “culturales” de Tarbut Sefarad, entidad dedicada a “la promoción y difusión de la cultura judía”. El presidente de “la red” (como se autodenominan) es el argentino Mario Sabán, emigrado a España tras la crisis económica del Corralito.

El interés de Israel por la cultura “como una vía de entendimiento entre pueblos y culturas diferentes”, como afirman en Tarbut Sefarad, se pone de manifiesto con su rechazo a la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales de la UNESCO (2005). Un tratado por la humanidad y su diversidad cultural firmado por la mayoría de las naciones (en la actualidad 117). Entre quienes no lo han hecho se encuentran la República Árabe de Siria, la República Islámica de Irán, la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte) y el Estado Judío Democrático de Israel.

Anuncios

Acerca de Palestina Ocupada

Un andaluz en Palestina
Esta entrada fue publicada en Sionismo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s